NUTRIENTES EN LAS PLANTAS

Características generales

El análisis de planta, realizado con el fin de evaluar la fertilidad del suelo, consiste en la determinación de la concentración de un elemento concreto o fracción del mismo, dentro de una muestra de una parte determinada de la planta, es decir, en un sentido amplio podría definirse como el análisis de compuestos orgánicos, los cuales condicionan la calidad del cultivo. En ocasiones el análisis de planta recibe el nombre de análisis foliar, sin embargo, esta denominación no es correcta, puesto que no es necesario analizar los foliolos en todos los casos. A la hora de entender los resultados obtenidos es necesario entender la relación que existe entre la concentración de los nutrientes en la planta y el rendimiento o crecimiento de un cultivo.

Concentración de los nutrientes

A continuación se presenta el esquema más común que ilustra esta relación, donde se puede hacer una distinción, a grandes rasgos, entre tres partes claras, entre las que se encuentran una parte ascendente, donde poco a poco el rendimiento va aumentando a medida que se incrementa la concentración del nutriente analizado en la planta; una parte invariable, en la cual se puede establecer que el rendimiento no depende o no está limitado por la concentración del elemento, denominada zona de consumo de lujo; y una última parte descendente, donde se observa una disminución del rendimiento, como consecuencia de un aumento de la concentración del nutriente en la planta, que alcanza niveles de toxicidad.

Asesoramiento agrícola

Durante la primera fase, la concentración del nutriente a estudiar es tan baja que limita el crecimiento y/o el rendimiento de la planta, de manera que comienzan a aparecer los primeros síntomas de deficiencia de este elemento. A continuación se sucede una zona donde, poco a poco, la planta se va adaptando a la escasez de ése nutriente, es decir, la concentración del mismo continúa siendo deficiente, pero no se presentan síntomas. Esta fase en ocasiones recibe el nombre de “hambre oculta” debido a esta ausencia de síntomas a pesar de las bajas concentraciones que continúan limitando el correcto desarrollo del cultivo. Posteriormente se llega a la base conocida como “consumo de lujo”, donde la planta mantiene la absorción del nutriente, pero no se da un aumento notorio del crecimiento. Para finalizar se llega a una fase donde como consecuencia de un aumento considerable en los niveles del nutriente se alcanza un cierto grado de toxicidad en la planta. Entre las zonas de deficiencia y suficiencia es donde, generalmente, se ubica lo que se conoce concentración crítica o nivel crítico.

Factores

Existen una serie de factores que afectan notablemente a la concentración de los nutrientes en las plantas. Entre ellos se encuentran:

  • Edad fisiológica

La concentración de un nutriente en la planta no constituye un valor fijo, sino que va sufriendo variaciones a lo largo del tiempo. Dado que existen claras diferencias entre la absorción de los nutrientes y la velocidad de crecimiento de las plantas, es posible que se den situaciones de acumulación o dilución de los nutrientes en el interior de la planta. Además, con la edad existen ciertos cambios respecto a la proporción de tejidos en la planta, lo que también influye en la concentración de los nutrientes, debido al movimiento que sufren dentro y entre diferentes partes de la planta. Los cambios respecto a la concentración de los diversos nutrientes determinan cual es el momento más adecuado para realizar un muestreo de plantas, puesto que debe ser aquel en el que exista una cierta estabilidad entre la concentración de los nutrientes de interés dentro de la planta y en el que las concentraciones obtenidas como resultados sean buenos indicadores de la disponibilidad de cada uno de los nutrientes en el suelo, es decir, deben descartarse aquellos tejidos que sean fisiológicamente demasiado jóvenes o con un alto grado de madurez, así como tejidos o plantas muertas.

  • Órgano muestreado

Para llevar a cabo un buen análisis es necesario tener en cuenta el órgano o tejido de la planta que debe muestrearse, puesto que debe ser sensible a los cambios que puedan darse del nutriente a analizar respecto a su disponibilidad, además de dar un rango amplio de concentración del nutriente. Generalmente, la parte más adecuada para realizar este análisis son las hojas.

  • Posición en la planta

Una vez establecido el órgano o tejido donde se tomará la muestra, se debe conocer la posición que ocupa en la planta, es decir, si se trata de la primera o la segunda hoja o si es la hoja que se encuentra en una posición opuesta al fruto, entre otros. Además en determinadas ocasiones, como en el caso de los cítricos, es necesario conocer además si se trata de una rama fructífera o no, puesto que para cada una de ellas existe una pauta distinta de calibración y las hojas que deben muestrearse, también lo son. En el caso de cultivos anuales, deben seleccionarse aquellas hojas, que según el orden cronológico sean las más recientes, es decir, las últimas que se encuentren completamente desarrolladas. En los viñedos debe tomarse una muestra de la hoja opuesta al primer racimo, siempre y cuando sea posible. De no ser así debe seleccionarse la hoja más cercana al racimo.

  • Otras consideraciones

En frutales, es recomendable hacer una separación o distinción entre poblaciones de árboles según la edad de las plantas y el nivel productivo, puesto que en los árboles más jóvenes el nivel de nutrientes es mucho mayor que en aquellos que se encuentran en producción, debido a la competencia que se establece con los frutos por los distintos nutrientes.

Es necesario tener también en cuenta la altura a la que se va a hacer el muestreo, sobretodo en árboles. En frutales, generalmente, se recomienda seleccionar una altura cómoda para la persona que realiza el muestreo, que suele ser la altura del pecho. Sin embargo, en otros casos como el eucalipto es imprescindible estandarizar una altura de muestreo.

  • Efectos del cultivar

En cultivos anuales se han cuestionado las diferencias que pueden darse respecto a los niveles críticos en híbridos y nuevas variedades, lo cual abre nuevos campos de investigación. En plantas perennes como es el caso de los frutales o la viña se producen cambios respecto a los distintos cultivares de portainjertos y copa, puesto que afectan notoriamente a la capacidad de la planta para llevar a cabo la extracción de los nutrientes del suelo .

  • Interacciones entre nutrientes

Es posible que puedan darse situaciones en las cuales un nutriente afecte a la concentración de otro nutriente dentro de la planta e incluso a su concentración crítica, entendida como el valor de referencia de un nutriente a partir del cual el rendimiento del cultivo o de la planta decrece significativamente.

  • Condiciones ambientales

Determinadas condiciones como la humedad del aire, la temperatura y la intensidad de la luz, afectan considerablemente a la concentración de los nutrientes, además de al nivel crítico, motivo por el cual puede establecerse que el análisis de planta es mucho más susceptible a los cambios ambientales que el análisis de suelos, motivo por el cual los lugares donde más extendido está el uso de este tipo de análisis es en aquellos donde las condiciones ambientales son relativamente constantes y la humedad del suelo la maneja el hombre, es decir, el cultivo es de regadío. Por todo ello, los muestreos no deben llevarse a cabo en plantas que sufran estrés hídrico ni cuando las temperatura, así como la intensidad de luz sean demasiado elevadas, puesto que en bajo estas circunstancias determinados nutrientes podrían presentar concentraciones más altas, mientras que las concentraciones de otros disminuirían.

  • Otros factores

Entre estos factores a tener en cuenta destacan por ejemplo, la época de siembra, el laboreo, la aplicación de fertilizante y la distribución de las plantas.

Recent Posts
Comments
pingbacks / trackbacks
  • […] como pueden ser el análisis de suelo o el análisis de planta, sobre el que se ha hablado en la publicación anterior. De entre todos los análisis, el más adecuado sería el análisis químico de las hojas, puesto […]

Leave a Comment