Cultivo de cáñamo legal en España

Cultivo de cáñamo legal en España

Actualmente en España se están produciendo nuevos tejidos hechos de cáñamo, obtenido en grandes cultivos de esta planta (Cannabis sativa). Esta especie es más comúnmente conocida como marihuana, cuyo cultivo es ilegal. Entonces, ¿cómo es posible que haya grandes plantaciones de esta especie?
El cáñamo es una planta originaria de Asia, y empezó a ser cultivada en China hace unos 10.000 años. El principal interés de este cultivo era la utilización de las fibras presentes en el tallo, que son flexibles, aislantes e impermeables. Los principales productos fabricados con estas fibras eran telas y papel, que se utilizaron durante muchos años, expandiéndose por todo el mundo. Por ejemplo, las velas de los primeros barcos que fueron a América estaban fabricadas con este material.

Usos del cáñamo

Actualmente se conocen muchos más usos atribuidos a esta planta, pero se pueden diferenciar dos partes utilizadas:
La fibra del tallo del cáñamo:
Con estas fibras se pueden producir papel y sus productos derivados, ya que el cáñamo tiene más celulosa que la madera, por lo que es más indicado que ésta para fabricar estos materiales. Además, debido a su resistencia a la humedad es ideal para la fabricación de filtros de café o bolsas de té.
También se pueden fabricar diferentes textiles y materiales, como conglomerados o plásticos. En los años 40, Ford creó un modelo de coche hecho con plástico fabricado con cáñamo y soja, demostrando que era muy resistente, pero este modelo nunca llegó al mercado. También se utiliza en construcción como material aislante o para hacer conglomerados cuya resistencia es mayor que la de los conglomerados de madera. Además, se puede utilizar como cama para animales o como biomasa para producir energía.

La semilla del cáñamo:

Estas semillas tienen un elevado valor nutricional, ya que cuentan con un 34% de proteína vegetal, estando presentes todos los aminoácidos esenciales. Esto hace que resulte un alimento ideal para dietas veganas y vegetarianas. Además, contienen numerosas vitaminas y minerales. Es común prensar estas semillas para extraer el aceite, y el subproducto que queda se llama harina de cáñamo.
La semilla entera y la harina se utilizan para alimentación, tanto humana como animal. La harina además, al no tener gluten, puede ser un buen sustituyente de la harina de trigo para las personas celiacas.
El aceite, por otro lado, se puede utilizar para la elaboración de cosméticos, como jabones, cremas o maquillaje; para uso industrial como ingrediente de pinturas, barnices o lubricantes; para la fabricación de biodiésel, para alimentación y para medicina.

Legalidad de su cultivo

A pesar de ser un cultivo tan extendido y con tantas aplicaciones, se empezó a ilegalizar en diferentes países durante el siglo XX por la popularización de la marihuana como droga. España es uno de los países que prohibió su venta, consumo y cultivo en este siglo. Entonces, ¿cómo se obtienen las fibras de cáñamo actualmente?
El cannabis es ilegal porque contiene THC (tetrahidrocannabinol), una sustancia psicoactiva que se consume mundialmente y la que hace que el cultivo de esta planta no esté permitido. Pero no todas las plantas de cannabis son iguales. Dentro de la misma especie (Cannabis sativa), hay diferentes subespecies con diferentes cantidades de THC. Las más conocidas son las siguientes:
Cannabis sativa sativa  es la subespecie comúnmente conocida como cáñamo. Este tipo tiene un contenido en THC muy reducido. Dentro de la Unión Europea se permite su cultivo cuando el contenido en THC es menor al 0’3%.
Cannabis sativa indica  es la que se conoce como marihuana. Tiene un elevado contenido en THC y es la que se consume ampliamente como droga. Su cultivo en el campo es ilegal en España.

CBD

EL CBD o cannabidiol es otro componente de esta planta que, al contrario del THC, no es psicoactivo, es legal y tiene numerosas propiedades medicinales:
Sirve para aliviar el estrés y la depresión, así como para tratar la epilepsia y la fobia social, además de ayudar en el tratamiento de las adicciones. También tiene un gran efecto calmante y puede dar somnolencia, por lo que puede resultar beneficioso contra el insomnio.
Además, tiene propiedades antiinflamatorias y es un gran analgésico, por lo que sirve para aliviar múltiples dolores, como el dolor crónico o las molestias por artritis. También puede reducir la tensión arterial, lo que beneficia a las personas con problemas cardiovasculares.
A parte de para crear numerosos medicamentos, las propiedades antiinflamatorias y calmantes lo hacen un componente ideal para la industria cosmética, habiendo diferentes productos que contienen CBD. Normalmente esta sustancia se extrae de la planta en un aceite portador, que puede ser de coco, de oliva o de cáñamo, donde se diluye estando disponible para su posterior consumo.
Aunque parezca una sustancia maravillosa es recomendable consultar a un profesional antes de su consumo, ya que puede producir efectos secundarios y generar problemas al combinarse con otros medicamentos.

El cáñamo en agricultura


El cáñamo tiene poca necesidad de agua y en principio necesita poco aporte de fertilizantes, plaguicidas o herbicidas, y puede producir varias cosechas al año. Esto hace que pueda sea relativamente fácil de cultivar y que no sea difícil adaptar el cultivo para que sea ecológico. Además, los cultivos de cáñamo favorecen la recuperación de suelos degradados y pueden purificar aguas o tierras con exceso de fósforo.

Recent Posts